#7 Algunas reflexiones individuales. MOOC Habilidades para la vida y alfabetización emocional en contextos educativos

Reflexión individual

¿Qué me motiva para ser docente? A nivel personal, el ser docente me permite estar aprendiendo constantemente y no estancarme. Y no hablo únicamente de aprendizajes en relación con el hecho educativo o con mi disciplina, sino de aprendizajes derivados del trato con personas (adultas, en mi caso). Además, entiendo la labor docente como un servicio público que busca la transformación personal, comunitaria y social. Poder contribuir modestamente a ello es la mejor de las recompensas.

¿Qué me entusiasma de mi profesión? El comprobar cómo la educación puede ayudar a cambiar relatos y expectativas de vida, y el poder acompañar en ese proceso. Me entusiasma planificar una actividad y que cumpla la finalidad de movilizar el pensamiento, la emoción y la acción (ocurre pocas veces, pero ocurre). Y por último, me entusiasma el encuentro sincero con las personas que encuentro en el desempeño de mi profesión (alumnado, compañeros…). Y, se me olvidaba, también me encanta compartir lo que hago y lo que aprendo.

¿Qué hago bien como docente? Reconozco  haber mejorado mucho en habilidades comunicativas (aunque esta es una tarea que no acaba nunca, sino que se desarrolla a lo largo de la vida). Cada vez creo ayudar más a mi alumnado en la tarea de conocerse (en relación con el aprendizaje) y de ganar en confianza (dejando atrás malas experiencias escolares). También, algunas de las actividades que propongo en clase poseen un valor añadido que las convierten en altamente significativas: tienen sentido, movilizan diferentes destrezas, ayudan a seguir aprendiendo, generan conocimiento (pero también confianza…).

¿Qué estrategias me ayudan a hacer bien mi trabajo? Me ayuda mucho la planificación minuciosa de las actividades. También, el recurrir a tareas que ya sé de antemano que funcionan. Aquellas actividades que tienen como fin motivar, estimular… funcionan mejor que las que solo tienen como fin reproducir la información o “medir” numéricamente los aprendizajes. Todo lo que implique reducir el estrés con el que las personas adultas se enfrentan al aprendizaje, también es positivo. Y, por supuesto, es fundamental encontrar sentido a aquello que se está haciendo.

¿En qué aspectos me interesa mejorar? Me interesa mejorar en dos ámbitos: el metodológico y el emocional. En el metodológico, me gustaría aprender y aplicar nuevas manera de hacer que ayudaran a mi alumnado a aprender más y mejor, al tiempo que con ello transforman sus vidas y entornos. En el emocional, me gustaría mejorar mis habilidades (escucha, empatía, comunicación, gestión de emociones…) como condición previa para acompañar a mi alumnado en ese mismo proceso.

¿Qué es lo que más me preocupa / inquieta de mi profesión? La deriva liberal y conservadora que nos ha apartado de lo verdaderamente importante en Educación: la formación de personas libres y felices. Esa deriva liberal y conservadora se despliega en forma de burocratización, segregación, jerarquización, productividad, economicismo… Me preocupa el descrédito social de mi profesión y el empeoramiento de las condiciones de trabajo. También me preocupa el alarmante fracaso escolar, el abandono escolar temprano y la escasa atención que las administraciones educativas dedican a la Educación de las Personas Adultas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s