#11 Acciones para la adaptabilidad y el optimismo. MOOC Habilidades para la vida y alfabetización emocional en contextos educativos

22.21 max

Estas son las acciones que me he propuesto para desarrollar la adaptabilidad y el optimismo:

ACCIÓN PARA DESARROLLAR LA ADAPTABILIDAD

  • ¿Qué me comprometo a hacer? Cambiar el lugar en el que comentamos las lecturas propuestas en la clase de Literatura, pasando del aula ordinaria a la biblioteca del centro.
  • ¿Cómo lo voy a hacer? En tres grupos (1º, 2º y 3º de Educación Secundaria para Personas Adultas) comentaremos tres lecturas realizadas previamente en clase (Dos palabras de Isabel Allende, Maria dos Prazeres de Gabriel García Márquez y Una anomalía temporal de Jhumpa Lahiri, respectivamente). En lugar de hacer el comentario en clase (como hemos hecho en otras ocasiones), me propongo cambiar este lugar por la biblioteca del centro: un lugar más acogedor, inspirador y en el que podremos sentarnos en círculo.
  • ¿Cómo sé que lo he conseguido? Si finalmente las tertulias se desarrollan en la biblioteca y no en el aula.

ACCIÓN PARA DESARROLLAR EL OPTIMISMO:

  • ¿Qué me comprometo a hacer? Observar a tres estudiantes durante unos días para comprobar cómo su actitud más o menos optimista condiciona la percepción de uno/a mismo/a en relación con el aprendizaje, la manera de superar las dificultades y las expectativas de futuro académico.
  • ¿Cómo lo voy a hacer? Voy a observar a esos tres estudiantes y voy a tomar notas referidas a las tres variables apuntadas más arriba. Después elaboraré un breve texto con las conclusiones.
  • ¿Cómo sé que lo he conseguido? Si finalmente he observado, he tomado nota y he redactado las conclusiones.

Después de haber llevado a cabo ambas acciones, estas son mis conclusiones:

Respecto a la primera (la referida a la adaptabilidad), sí que la he llevado a cabo y, por tanto, puedo decir que lo he conseguido: nos trasladamos a la biblioteca para comentar las lecturas. Visto ahora en perspectiva, creo que con esta acción he puesto a prueba la adaptabilidad de mi alumnado, más que la mía propia. Personalmente, me he encontrado cómodo con el cambio de lugar, no he ocupado un lugar central y he tenido más cerca a mis alumnos. Nadie manifestó incomodidad por el cambio, aunque el alumnado adulto valora mucho su pupitre y su ubicación en el aula como espacio de “seguridad”. La verdad es que el comentario realizado en los tres grupos fue bien. Sin ánimo de resultar triunfalista, diría que mejor que otras veces. Entre los aspectos más positivos, resaltaría los siguientes:

1) Algunos alumnos conocieron por primera vez la biblioteca. Nunca habían estado en ella. Algunos se interesaron por su funcionamiento y por el servicio de préstamo de libros.

2) Rompimos la disposición poco comunicativa de las aulas ordinarias. En alguna incluso hay un pilar central que dificulta el que los alumnos puedan verse entre sí. En la biblioteca, por contra, pudimos sentarnos todos alrededor de una mesa, más cerca unos de otros, mezclándonos más allá de los grupos de afinidades y viéndonos las caras.

3) La comunicación fue posible en los tres grupos. Mi participación fue menor que otras veces y la conversación fluyó de manera más natural que en ocasiones precedentes en el aula ordinaria.

En resumidas cuentas, puse en práctica mi adaptabilidad a una nueva situación (en este caso, a un nuevo espacio) y el resultado lo podría calificar de muy positivo. Aunque siendo honesto, tengo que reconocer que soy bastante proclive a este tipo de cambios y que no me costó mucho llevarlo a cabo.

Respecto a la segunda de las acciones, la que tiene que ver con el optimismo, tengo que decir que no ha resultado como esperaba. Me había comprometido a observar a tres de mis alumnos para comprobar cómo su actitud más o menos optimista afectaba a su vida académica. Pues bien, tengo que reconocer que la fase de observación, al disponer de tan poco tiempo, no ha sido todo lo minuciosa que debiera. Además, mi conocimiento previo de esos alumnos ha mediatizado completamente la observación, es decir, no he obtenido ninguna información que no supiera. Tampoco he tomado notas, como me había propuesto. Lo que sí que he hecho ha sido reflexionar, y mucho, sobre cómo el optimismo nos afecta académicamente. Así, estas serían mis conclusiones:

1) El mayor o menor optimismo muchas veces se correlaciona con un mayor o menor autoconocimiento en relación con los estudios. Me explico: el alumnado más optimista suele tener un conocimiento más ajustado de su potencial académico . Por contra, el más pesimista con frecuencia desconoce hasta dónde puede llegar: su relato negativo (“no puedo”, “no valgo”…) lo impregna todo, dificultando el reconocimiento preciso de sus capacidades. Esto no es óbice para aceptar que se pueden encontrar excepciones en ambos casos.

2) Puede parecer una obviedad, pero el alumnado más optimista moviliza muchos más recursos (de todo tipo) a la hora de superar las dificultades que encuentra en el devenir escolar. En sentido contrario, el más pesimista acostumbra a venirse abajo ante una dificultad, llegando en ocasiones al abandono. Esto en el caso de la Educación de Personas Adultas es especialmente visible. De los tres alumnos observados estos días, uno muestra una actitud confiada y optimista ante el futuro, lo que le garantiza unas mayores probabilidades de éxito académcico. Otro, por contra, proyecta su pesimismo continuamente y se siente tentado con frecuencia a abandonar (aquí la acción tutorial es clave). Y hay un tercero que su actitud va cambiando según los días (ni qué decir tiene que en la Educación de Personas Adultas cualquier acontecimiento laboral, familiar… puede influir, y mucho, en la actitud ante los estudios).

3) El mayor o menor optimismo influye también en otras habilidades para la vida académica como la constancia. Aquellos más optimista perserveran mucho más que los que muestran una actitud más negativa y pesimista. Los primeros son también más adapatables ante situaciones cambiantes y se muestran, en general, más dispuestos a cooperar.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s