#16 Acciones para mejorar la escucha activa. MOOC Habilidades para la vida y alfabetización emocional en contextos educativos

Escucha activa

Estas acciones que aquí enumero tienen como finalidad mejorar mis habilidades de escucha activa. Intentaré llevarlas a cabo tanto en mi ámbito laboral (con el alumnado y con mis compañeros) como en el personal.

1ª semana: ESCUCHAR SIN INTERRUMPIR Y SIN VALORAR, OPINAR NI DAR CONSEJOS

El objetivo de esta primera semana será permitir que la otra persona se exprese libremente, sin prisas, sin interrupciones. De esta manera, no estaré esperando impacientemente a que acabe su intervención para poder “lucirme”. Debo asumir que mientras mi interlocutor está hablando, él es el protagonista. Debería poner mis cinco sentidos en la comprensión del mensaje. Cuando finalmente llegue mi turno, mi intervención no tendría que contener valoraciones, opiniones ni consejos. No se trata de hablar a la otra persona “desde arriba”, sino desde su misma altura.

Sabré que he alcanzado los resultados si en la mayor parte de las situaciones comunicativas he conseguido no interrumpir y he evitado los juicios de valor respecto al contenido de lo expresado por mi interlocutor.

 

2ª semana: ASEGURARSE DE QUE SE HA COMPRENDIDO

El objetivo de esta segunda semana es doble: por una parte, automatizar lo practicado en la primera semana; y por otro, comprobar que he entendido aquello que ha expresado el emisor. Para ello utilizaré todo un amplio repertorio de expresiones de reformulación del tipo: “entonces, lo que quieres decir es que…” o “cuando dices eso, te refieres a…”. El esfuerzo estará aquí en la escucha, pero también en la descodificación de lo escuchado y en la correcta expresión de las ideas comunicadas por mi interlocutor.

Sabré que lo he conseguido si ante mis reformulaciones la otra persona está de acuerdo con ellas. En caso contrario, tendría que mejorar o la escucha o la comprensión, o ambas a la vez.

 

3ª semana: CONTROLAR LAS EMOCIONES Y EL LENGUAJE NO VERBAL

Aquí también habrá dos objetivos: poner en práctica las dos acciones anteriores y añadir otra: el control de las emociones y del lenguaje no verbal. El control de las emociones pasaría por evitar los estereotipos y los prejuicios respecto a la otra persona y por dejar de lado mis creencias, experiencias y expectativas. Junto a ello, debería ser consciente de mi lenguaje no verbal, de manera que mi voz, postura, gestos, mirada… manifestaran una comprensión completa del mensaje de mi interlocutor.

Sabré que lo he logrado si soy capaz de manejar las emociones que dificultan una comunicación eficaz y si mi lenguaje corporal ayuda a un intercambio comunicativo más empático.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s