1. Propósito

Soy un profesor con casi veinticinco cursos a sus espaldas. Con ello parece que quiera decir que me pesan (y no lo negaré: a veces siento que la carga me puede); sin embargo, la mayor parte del tiempo siento que soy afortunado por este transcurrir de años y experiencia. Y eso es lo que pretende recoger este blog, la experiencia acumulada en el tiempo, pero no por mí sino por algunos de mis exalumnos dispersos por el mundo. En el intento busco explorar los caminos insospechados que llevan de la escuela a la vida, por si de ello pudiéramos aprender algo. En algunos casos, esos exalumnos están al alcance de la mano pues se ha mantenido de alguna manera el contacto. En otros, las nuevas tecnologías nos servirán de ayuda para recuperar un vínculo que ya parecía perdido. En algunos casos, habrán pasado muchos años; en otros, no tantos. En cualquier caso, habrá pasado el tiempo suficiente para que se haya diluido la jerarquía –si es que la hubo- entre el alumno y el profesor. Que quede claro que me mueven las ganas de aprender sobre mi oficio, las ganas de aprender de mis alumnos (¡ay del que crea que no puede aprender nada de ellos!), la necesidad de reconocerme en una humanidad compartida y, por supuesto, la gratitud y el afecto, el inmenso afecto.

La idea de hacer este blog surgió cuando a finales de julio volví a encontrarme en Valencia con un exalumno al que hacía más de quince años que no veía. A pesar del tiempo transcurrido, el afecto estaba claro que permanecía. El primer reencuentro se produjo, como no podía ser de otra manera, en las redes sociales. Y de ahí dimos el salto al encuentro en persona. Volvimos a vernos, cada uno en un punto concreto de nuestras vidas, en un punto de inflexión diría yo. El encuentro fue tan cálido –y no por el calor sofocante de Valencia esa tarde de julio-, tan natural y cercano, que casi sin preámbulos ya nos estábamos abriendo, poniéndonos al día sobre esas personas en las que nos habíamos convertido, yendo al pasado (a la escuela que compartimos) y al futuro (ante el mundo que se nos abría, en esos momentos bisagra de las vidas).

Ese encuentro me hizo replantearme la naturaleza de mi oficio, ahora que ya llevo en él casi veinticinco años. Ahí descubrí algo que ya intuía: el gran tesoro que supone asistir a un fragmento en la vida de los otros, un fragmento en que la vida se construye o reconstruye. Y tú estás allí, atento o despistado ante ella. Y por supuesto, la vida también pasa por ti, en un proyecto de construcción y reconstrucción permanente. Hasta qué punto las dos esferas, la personal y la profesional, se implican es algo que no tengo claro del todo. Quizás este blog sea un intento de encontrar alguna explicación a todo ello.

En este blog el lector encontrará textos surgidos del reencuentro con algunos de los estudiantes que asistieron a mis clases. Estudiantes de la escuela pública y de la concertada; de Secundaria, Bachillerato, Universidad o Educación de Adultos; de Valencia, Cataluña, Baleares, Castilla-La Mancha o Senegal; del mundo rural o del urbano; más jóvenes o más mayores… La naturaleza de ese encuentro no está determinada de antemano y, por supuesto, implicará la aceptación del reencuentro y tomará la dirección que cada uno quiera: desde los recuerdos de las clases hasta las trayectorias vitales que nos han traído hasta este punto del presente. En definitiva, estamos ante un lienzo en blanco a la espera de ser pintado. Lo que sí que parece claro es que las entradas del presente blog estarán referidas a esos alumnos con los que habré establecido contacto. En ocasiones el foco estará puesto en lo académico, otras en lo profesional, otras en lo biográfico en sentido amplio… Como no hay nada premeditado si al final se encuentra cierta lógica habrá sido fruto del azar. A la pregunta de a quién puede interesar un blog como este, la respuesta es fácil: en primer lugar, a mí, en mi doble faceta de persona y de docente. En segundo lugar, a los aludidos y a todos aquellos conocidos de los aludidos. Y en última instancia, a aquellos docentes interesados en este punto en el que vida y profesión se tocan.

Salud y nos vemos en el camino.

Eivissa, septiembre de 2014

Maximiliano Alcañiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s