Samba Niang

IMG-20180225-WA0005Conocí a Samba hace ya unos años en las aulas del CEPA Pitiüses de Eivissa. Desde entonces hasta hoy mi admiración por él no ha hecho sino aumentar. Dentro de unos días comenzará las prácticas del Ciclo Formativo de Grado Superior en Comercio Internacional. Esto significa que en unos meses ya tendrá en su poder el título de Técnico Superior. ¿Te acuerdas de que la idea de hacer un grado superior después de la ESO fue tuya? –me dice. Sinceramente, todo lo más que recuerdo es al propio Samba, y a Fatou, en la sala de profesores, y yo informándoles sobre las diferentes opciones con las que contaban al acabar la ESPA. Después de aquello, y como si de unas botas de siete leguas se tratara, el mismo curso en que se graduó en Secundaria, Samba consiguió aprobar la prueba de acceso a grado superior.

Y ahora a punto de acabar esos estudios, soy yo el que le devuelvo otra pregunta: ¿por qué no soñar con una carrera universitaria? Él es capaz de eso, y de más. Síndiceamba es serio, responsable, trabajador y, por encima de todo, buena persona. Ese patrimonio ya es suyo, y por extensión también de su familia. De ello podemos dar fe sus compañeros y sus profesores, de manera unánime. En mi caso, además, hay una coincidencia que hace que entre ambos exista una corriente de simpatía si cabe aún mayor: los dos hemos vivido en Dakar, Eivissa y València. Y esto, aunque no lo parezca, une mucho.

Su recorrido escolar se pliega en dos: la etapa senegalesa y la española. En la primera, Samba pasó por tres centros: la École Thierno Sakho (de la que recuerda la buena relación de amistad que tenía con los profesores), el Collège Educazur (cuyos docentes eran muy estrictoFatou diomes) y el Collège Notre Dame du Saloum (con sus fantásticas excursiones). De su paso por el CEPA Pitiüses de Eivissa recuerda: “la disponibilidad de los profesores para ayudar y orientar a los alumnos”. Y del Colegio San Roque de València subraya “la solidaridad entre los alumnos”. En cuanto al mundo del trabajo, Samba ha pasado por diferentes ocupaciones: cocinero, reponedor de supermercado, dependiente de locutorio-tienda de alimentación, profesor de francés, dependiente de joyería… De todos los lugares por los que ha pasado destaca lo mismo: “la experiencia adquirida y el hecho de conocer gente de diferentes nacionalidades”.

Sin duda alguna, emigrar a España desde su Senegal natal es una de las experiencias vitales que más le ha marcado. Llegó aquí con 18 años y sin saber ninguno de los idiomas oficiales (ahora posee una competencia extraordinaria en castellano y catalán ). De esos primeros momentos, le resultó difícil aguantar el frío. Y le resultó fácil la inte115771525gración, ese territorio fronterizo en el que se negocian identidades y pertenencias. De su país, conserva las raíces y su gusto por la lectura y la música. En cuanto a literatura, nos recomienda la lectura de Fatou Diome (“Celles qui attendent”, y yo añadiría la sobrerbia “En un lugar del Atlántico”). Y respecto a la música, siente debilidad por el estilo “mbalax” y, por supuesto, por Youssou Ndour. De España, añade a sus raíces, las alas, esas que le están permitiendo estudiar y soñar con un futuro prometedor.

Viniendo de un país del sur, estas palabras resuenan de una manera más nítida: “Hay muchas desigualdades en el mundo, porque los ricos explotan a los pobres para tener más riqueza y los explotados cada vez son más pobres”. Esta cruda visión de la realidad se completa con un pronóstico nada halagüeño: “El futuro me lo imagino difícil con la destrucción del medio ambiente y todas sus consecuencias sobre los seres vivos”. Ante este panorama, la esperanza habrá que buscarla en el ejemplo que el propio Samba nos brinda: solo la formación nos podrá salvar de este naufragio.

IMG-20180225-WA0002Y ya acabamos con alguno de los recuerdos escolares que Samba guarda del tiempo que compartimos. Entre ellos están los siguientes: “los microrrelatos que escribimos cada uno en su idioma y aquellas ceremonias de graduación que organizábamos (en las que yo me atreví a decir unas palabras en wolof bajo la supervisión del propio Samba)”. Honestamente, no me esperaba que estos fueran sus recuerdos, lo cual demuestra lo despistados que muchos docentes estamos. Y me dan que pensar: no sé de qué hablamos cuando hablamos de currículum intercultural, pero algo en ellos lo presagian.

Djeredieuf, Samba, por tu confianza y ¡a por nuevas metas!

Anuncios

4 comments

  1. Marisina · febrero 27

    Es una persona extraordinaria y llegará a donde quiera llegar porque tiene todas las cualidades para ello

    Me gusta

    • Samba · febrero 28

      Gracias Marisina, todo ha sido posible gracias a tu gran apoyo. Te estoy muy agradecido

      Me gusta

  2. Anna Tur · febrero 28

    Enhorabona, Samba! Ets un exemple per a molt.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s